Sistema de telegestion de iluminación junto al Laboratorio de Electrónica Digital de la UNSJ


Gracias al convenio que nuestra empresa llevo adelate junto a la Fundacion Sadosky y a los investigadores del Laboratio de Electronica Digital de la Facultad de Ingenieria fue posible desarrollar SMARTCELL, nuetro nodo de gestion par aluminarias inteligentes

 

Marcelo Segura (40) es Ingeniero Electrónico y en el año 2017, cuando estaba en Estados Unidos, se presentó a la convocatoria que San Juan TEC realizó para un proyecto en el marco de "Internet de las cosas", un concepto que promueve el desarrollo de industrias TIC. Fue junto a unos colegas de la UNSJ y una empresa privada. Se capacitaba en el exterior, ya era tiempo de volver y esto representó una buena motivación. Anterior a esto también se desempeñó como consultor en una empresa de iluminación. Es así como surgió el Sistema de Telegestión de Iluminación Led, que consiste en dotar a cada luminaria de un controlador que hace al manejo eficiente de la energía y de la intensidad de iluminación. Esto se traduce en ahorro energético y en mantenimiento. 

 

Este desarrollo tecnológico se generó en el Laboratorio de Electrónica Digital y Telecomunicaciones de la Facultad de Ingeniería de la UNSJ. El proyecto resultó ganador y en noviembre pasado la Municipalidad de la Capital lo instaló, a modo de prueba, en el área que abarca la Avenida Libertador, entre Urquiza y Las Heras, lado norte.


"Siento orgullo cuando veo por la Libertador las luminarias con el sistema que diseñamos. Paso por allí en forma permanente para ir a mi trabajo a la facultad y de alguna manera puedo testear cómo funciona", señaló Marcelo, sumamente comprometido con el producto de su ingenio y la inversión de su esfuerzo. 


Emprendedor nato además de profesional, dijo ser inquieto a la hora de pensar en un proyecto porque simplemente le encanta crear cosas.


"Siempre me gustó estar en la calle y ver las cosas que se pueden hacer desde algún proyecto tecnológico. Soy doctor en Ingeniería Electrónica, pero con los conocimientos por sí solos no se hace nada, hay que moverse y encontrar los espacios para una transferencia al medio", explicó. 


En ese sentido y como profesor universitario que es, es lo que busca transmitir a sus alumnos. Para él un proceso creativo que dé lugar a una investigación o desarrollo, no puede surgir si no se está informado y al tanto de los avances en tecnologías de las comunicaciones. Es el modo de saber lo que está disponible, tantear las necesidades y en función de eso encuadrarlo a nivel local para ver qué se puede hacer.

 

Es que para quienes se dedican a la investigación en el área de las comunicaciones es difícil, el equipamiento es muy caro, pero no imposible.


"En San Juan el nivel de investigación es muy bueno, está en la habilidad de buscar los recursos. Nosotros hoy competimos con productos chinos que son buenos y de bajo costo, pero los nuestros pueden dar mejores prestaciones y con la posibilidad del servicio técnico, así que hay campo para explorar", concluyó.

 

Costo: cada dispositivo para cada luminaria cuesta alrededor de $3.500.
Tiempo de desarrollo: ocho meses desde que empezaron hasta que estuvo operativo. Todo el diseño de ingeniería fue realizado en San Juan y el ensamble y fabricación del producto es local, sólo la plaqueta se mandó a hacer a China.
Para qué sirve: el sistema consiste en dotar a cada luminaria de un controlador que hace un manejo inteligente de la energía y de la iluminación.
Cómo funciona: permite que en forma remota se pueda prender y apagar una luminaria y controlar su intensidad. Por ejemplo, en la Libertador hasta la medianoche están al 100% y desde allí a la 5 de la mañana bajan la intensidad al 60%, algo no perceptible al ojo humano. 
Beneficios: ahorro de energía en un 40 % y la posibilidad de un monitoreo remoto que permite saber cuándo la luminaria está quemada, por lo que hay optimización del mantenimiento.
Campo de aplicación: iluminación pública y privada exterior y en edificios de grandes superficies.
Mercado: disponible. Ya está en uso en San Juan y hay un pedido del sistema para Buenos Aires.
Dimensiones: es un cilindro de 10 cm de diámetro por 12 cm de alto.
Peso: 300 gramos. 

https://www.diariodecuyo.com.ar/sanjuan/Siento-orgullo-cuando-veo-por-laLibertador-las-luces-que-disenamos-20190611-0100.html